Logística
Distribución
&
Compromiso y
Responsabilidad

MAS IINFO
itemReparar un Candado Doble Traba
Cómo Recuperar un Candado Doble Traba que Dejó de Funcionar




Muchas veces cometemos errores con el manejo de nuestros candados doble traba, que terminan con la pérdida definitiva de los mismos. El error más común que se suele cometer es dejar abierto el candado mientras no lo estamos usando o bien dejar a la intemperie un candado sin accionarlo de vez en cuando. Cualquiera de estas situaciones provocan un daño en el mecanismo, en esta nota te damos algunos consejos para que puedas recuperar ese candado que creías irreparable.

Los materiales que se necesitan para realizar dicha reparación son: una lata de aire comprimido, lubricante líquido multipropósito, un recipiente con tapa y un alambre.

El primer paso es llenar el recipiente con el lubricante. El mismo debe estar limpio y seco para no correr el riesgo de que ingresen partículas indeseadas en nuestro candado doble traba. No es necesario que sea muy grande, debemos poder introducir 100 cm cúbicos de lubricante, pero si es fundamental que presente una forma alargada que nos permita sumergir el candado.

Con la lata de aire comprimido rociamos al candado doble traba, es recomendable hacerlo mediante la boquilla que suele venir con el producto. Se debe rociar el aire tanto por la cerradura como por los orificios superiores. Aconsejamos realizar este paso con lentes de seguridad.

Luego debemos doblar el alambre hasta lograr formar un gancho de un extremo y del otro. Colgando del gancho que hemos creado introducimos el candado doble traba cerrado en el recipiente que contiene el lubricante. El otro extremo del alambre debe quedar anclado al borde del recipiente. Acto seguido colocamos la tapa y agitamos el tarro con el fin de que el lubricante penetre en el mecanismo del candado.

Debemos dejar reposar el candado doble traba dentro del lubricante por 24 horas. Luego de ese período de tiempo y utilizando el mismo gancho con el que colgamos el candado dentro del recipiente, debemos suspenderlo para lograr que el producto escurra del interior. Es muy importante proteger el área donde hagamos esto. Una vez realizado el proceso limpiar el candado con un trapo.

Finalmente debemos abrir la cerradura y retirar todos los restos de óxido que se desprendieron durante el proceso. Nos podemos ayudar con una lija de papel esmeril. Como último paso debemos secar el interior del candado doble traba con el aire comprimido utilizado al inicio. 

 

 

 


CONTACTO
Trabaje Nuestros Productos.